Viernes Bizarro... Banalizar, infinitivo

Viernes Bizarro… Banalizar, infinitivo

Los que sois seguidores habituales del Viernes Bizarro de Oh My Word! sabéis que una de las mayores especialidades de los creativos a los que dedicamos nuestras entradas viernes tras viernes (siempre que el trabajo lo permite) es banalizar temas más o menos serios. Casi siempre bastante serios, que esto va de publicidad bizarra.

El humor es una estrategia excelente para la publicidad y todas las agencias son muy consciente de esto. Pero la comedia, además de ser un género difícil, es un arma de doble filo, especialmente cuando decides meterte en terreno pantanoso combinándola con temas peliagudos. Y esto, queridos amigos, es precisamente lo que hacen los dos anuncios de nuestro Viernes Bizarro de hoy. ¿Para qué íbamos a estar aquí si no?

señora señor

Señoras y señores y viceversa

Si bebes como un hombre, puedes acabar pareciendo uno

El alcoholismo, ejemplo paradigmático de tema serio y peliagudo que marida bastate regular con el chiste. Porque si te pones a pensar en todas las consecuencias terribles para la salud que esta adicción conlleva, acabar pareciéndote a un señor es, con bastante seguridad, una de las menos importantes. Es como si alguien te dice que dejes de fumar porque se te van a poner los dientes amarillos. ¿A quién le importa el cáncer de lengua, esófago o pulmón? Lo importante es la sonrisa hollywoodiense.

Pero centrémonos ahora en el eslogan: "si bebes como un hombre..." ¿Qué es exactamente lo que esta agencia pretende transmitirnos con este mensaje? ¿Que si eres un hombre está bien beber hasta caerte de culo? ¿Cuál es la ponderación exacta, en litros de alcohol, de "beber como un hombre"? ¿Tenemos que dar por sentado que los hombres, por definición, son unos alcohólicos? Reconzcámoslo, no es fácil liarla tanto con tan poco texto...

peta en ropa interior

El escáner corporal, película erótica

Siéntete orgullosa de tu escáner corporal. Hazte vegana

A los de PETA hay que reconocerles que, junto con AXE, son unos de los anunciantes con mayor capacidad para cagarla con sus campañas. Es lo que pasa cuando quieres ser controvertido pero no eres Benetton y tus campañas no las hace Ogilvy&Mather.

PETA es una organización de defensa de los animales, pero viendo sus campañas, bien podrían ser una agencia de modelos o la publicación competidora de Playboy. Cuando te quieren decir que no te pongas pieles, sacan a mujeres en bolas, porque todo el mundo sabe que la alternativa a los abrigos de visón es el nudismo. ¿Y qué pasa cuando te quieren recomendar el veganismo como alternativa dietética? ¿Te hablan de los animales? ¿Te lo plantean como una opción más saludable? Claro que no. Eso no tiene importancia. La mayor ventaja de ser vegana es que estarás más buena y saldrás mejor en el escáner del aeropuerto, que todo el mundo sabe que ese escáner está ahí para que los de seguridad te vean cachonda, porque vivimos en una película de Pajares y Esteso.

Porque a las chicas de Oh My Word! nos gustan demasiado los animales y creemos que los pobres no tienen la culpa de las decisiones de marketing de PETA, que seguramente en su día a día hará muchas cosas bien, pero lo de esta organización es para echarles el cierre y dejarlos dentro.

Nos despedimos por hoy trasladándoos nuestros mejores de deseos. Por ejemplo, que si este fide le pegáis a la botella, os acabéis pareciendo a Brad Pitt.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.