Viernes Bizarro... Besar a un fumador

Viernes Bizarro… Besar a un fumador

Cualquier iniciativa destinada a combatir el tabaquismo es en sí misma una noble tarea que, por supuesto, las chicas de Oh My Word! aplaudimos. Con todo, hemos detectado una cierta tendencia entre los creativos publicitarios encargados de desarrollar estas campañas de concienciación: la obsesión con el besuqueo.

Comprendemos que besar a una persona que sabe a cenicero no es plato de buen gusto para casi nadie, pero viendo este tipo de anuncios uno podría llegar a pesar que el mayor problema al que se enfrenta un fumador es que pasen de su cara porque la boca le huele a refinería. Y no, señores. Eso no es, ni de lejos, lo peor que puede pasar. A las fotos de las cajetillas nos remitimos.

En el Viernes Bizarro de hoy os traemos dos ejemplos de agencias de comunicación que centraron sus campañas en esa idea del mal aliento del fumador. Campañas que, por supuesto, cuentan con ese toque esperpéntico extra que tanto nos gusta criticar en Oh My Word! Pasen y vean.

Niña come insecto

Primer plato

Chico come paloma

Segundo plato

Niño come insecto

Café, plan y postre

Besar a un fumador es sencillamente asqueroso.

El tabaco te fuma a ti.

Lo más acertado que puedes hacer siempre que estés desarrollando un anuncio centrado en el tabaquismo y los besos, es escoger como protagonistas de tu campaña a muñecos con apariencia de niños. Porque niños, besos con lengua y tabaco son una combinación ganadora se mire por donde se mire...

Podríamos despachar esta campaña antitabaco sin más miramientos, pero las chicas de Oh My Word! nos sentimos generosas y por eso ahondaremos en el tema de la comida ¿regurgitada? que nos presentan. ¿Somos nosotras unas enfermas o a vosotros la delicatessen del primer y el tercer anuncio os podría pasar perfectamente por arroz con bogavante? Un bogavante pequeneiro, sí, pero un bogavante. Tal vez sean las horas, pero no terminamos de verle el punto asqueroso a chupetear marisco. Lo del pájaro con plumas y sangre aceptamos que nos apetece un poco menos. Será que le falta el arroz caldoso.

Mujer besa cabra

Chupacabras, definición gráfica

Fumar es perjudicial para tu aliento

Y para tus pulmones, tu piel, tu lengua, tu laringe, tu esófago, tu estómago, tu bolsillo... Es difícil encontrar algo para lo que el tabaco no sea perjudicial, pero solo el mal aliento te proporcionará la excusa necesaria para dar salida a tus fetiches más oscuros. ¿Es el mal aliento el mayor problema ocasionado por el tabaquismo? No. ¿Vas a tener alguna otra excusa en tu carrera para sacar un anuncio con una modelo besando a una cabra? Tampoco. Nada más que añadir, sus señorías.

Esperamos que la entrada de hoy no os deje muy mal sabor de boca y os animéis a trasladarnos vuestras opiniones. No seáis vergonzosos y contadnos, ¿gula de muñecos o bestialismo?

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.