Viernes Bizarro... De hueso ancho

Viernes Bizarro… De hueso ancho

Michelle Obama está de visita en España, algo que en este país todos sabemos gracias a la difusión de noticias de calado como que el viento le levantó la falda cuando bajaba del avión. Al margen de este noticiable incidente del día 1 y del noticiable duelo de estilo con la reina Letizia del día 2, hay un pequeñísimo dato que tal vez no todos sepan y es que la primera dama norteamericana en realidad está en nuestro país con la intención de difundir su iniciativa Let Girls Learn, dedicada a promover la educación de las niñas en todo el mundo.

Esta no es la primera vez que Michelle Obama dedica sus esfuerzos a la difusión de programas de concienciación. Uno de los de mayor repercusión fue su particular lucha contra la obesidad infantil, Let's Move (sí, los creadores de sus campañas se funden los sesos buscándoles nombre), que nos dio la oportunidad de verla moviendo el cucu en las televisiones de todo el mundo y en las más variadas ocasiones. Y tú, espectador cínico, puedes llegar a pensar que esta no es la mejor estrategia para conseguir su objetivo, pero después ves los anuncios contra la obesidad del Viernes Bizarro de hoy, te das cuenta de que a esta señora habría que ponerle un piso (aprovechando su inminente salida de la Casa Blanca). Ojito a nuestros anuncios.

Gordo y zombie

Dejad que los niños se acerquen a mí


Sobre estas líneas podemos tener el primer caso documentado de obesidad zombie (en el supuesto de que los zombies realmente existiesen y su existencia se documentase, claro. Pero suspendamos la incredulidad por un momento). A las chicas de Oh My Word! este anuncio nos sugiere que este señor no ha conseguido su barriga comiendo ganchitos y bebiendo cerveza, sino ingiriendo niños. Si os fijáis bien, esos ojos blancos no miran a la niña con amor paternal, sino con gula.

En nuestra humilde opinión, este anuncio falla totalmente en su intento de concienciar sobre los peligros de la obesidad, pero tiene un claro potencial como teaser de nueva franquicia de películas de terror. Ya sabéis, en esa parte inicial en la que todo parece ir bien hasta que el etalonaje cambia, todo se vuelve oscuro y los ríos de sangre y vísceras comienzan a correr. Ahí lo dejamos. Como idea.

explosivos de mantequilla

Cuando puedes inmolarte o preparar tostadas para todos

La obesidad es suicidio

No nos entendáis mal. El segundo anuncio de hoy nos parece un gran concepto. Es original, creativo e incluso gracioso, si vives en una cueva y no tienes ningún tipo de conocimiento del momento histórico actual. Y es una pena, porque la idea de simular explosivos con barras de mantequilla es realmente brillante, el problema viene cuando te das cuenta de que este tipo de suicidio acostumbra a tener más repercusiones en terceros que si te tiras por una ventana, que como mucho aplastas a un viandante o te cargas un coche.

Por este motivo y con el mismo dolor de corazón que si tuviésemos las venas tupidas de colesterol del malo, las chicas de Oh My Word! nos vemos obligadas a ponerle una cruz a este anuncio y desterrarlo a nuestra cada vez más prominente pila de anuncios fallidos. Lo dicho, una pena.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.