Viernes Bizarro... La belleza está en el exterior

Viernes Bizarro… La belleza está en el exterior

¿Recordáis todo eso que os decían vuestros padres y Disney cuando erais pequeños de que la verdadera belleza está en el interior? Pues es mentira. Si vuestros padres insistían demasiado en este asunto es porque a) Lo sentimos, sois feos; b) Lo sentimos, sois mala gente y vuestros progenitores solo trataban de evitar que martirizaseis a otros niños poco agraciados en el colegio.

Con esta declaración, las chicas de Oh My Word! no queremos ser tachadas de superficiales. Entendednos. En el interior hay cosas interesantísimas como la inteligencia, la simpatía, el riquiñismo o el intestino grueso. Pero la belleza, la verdadera, está en el exterior. La prueba definitiva de esta aseveración es que a) Disney nunca jamás se la ha jugado con una princesa fea; b) Las empresas, la publicidad y vosotros mismos, invierten miles de millones de euros en producir, promocionar y adquirir todo tipo de productos y servicios destinados a potenciar la belleza. Sí, la del exterior. Para muestra, solo os tenéis que plantear el número de veces que habéis pensado en sacaros el carné del gimnasio de vuestro barrio versus el número de veces que habéis pensado en sacaros el carné de la biblioteca de vuestro barrio. Ahí lo tenéis.

En el Viernes Bizarro de hoy os mostramos dos anuncios que beben de esta fiebre social por alcanzar la belleza. Como todo lo que bebe de la fiebre, es posible que os causen mareos y malestar general. No os preocupéis, es normal. Os recetamos descanso y mucho líquido.

guapa aunque tu marido te pegue

Cuando el ojo ahumado NO es tendencia

Luce guapa en todo lo que hagas

¿Sabéis hace un momento cuando nos estabais recriminando en vuestro interior por superficiales? Pues en comparación con el salón de belleza Fluid, nuestra declaración es más profunda que la falla de San Andrés.

En un ejercicio de frivolidad sin calificativo a la altura, este anuncio banaliza un asunto tan serio como la violencia machista porque, ¿qué más da que tu marido te reviente la cara si después te paga la peluquería para que te veas estupenda? Que ya puestos a frivolizar, ese postizo a medio camino entre un conejo despeluchado y el mocho de la fregona, tiene delito.

Los gobiernos del mundo ya pueden frenar sus campañas para prevenir la violencia contra la mujer. Fluid ha dado con la mejor solución: repartir cupones para el salón de belleza. Las mujeres estarán rotas por fuera y por dentro igual, pero al menos adornarán las calles con sus moldeados. Vivir para ver. Ver para creer...

AbdominalesVSBebe

Abdominales para partir cráneos (sin terminar de formar)

AbdominalesVSperro

Rastreator, tu comparador de gimnasios

En la batalla por las mujeres, los abdominales siempre ganan

Encuentra tus abdominales interiores

Al anuncio de Powerful Yogurt hay que reconocerle el mérito de tener la capacidad de ofender por igual a hombres y mujeres. A nosotras, porque para conquistarnos solo es necesario tener una tableta. A ellos, porque lo más interesante que se puede encontrar en su interior es esa misma tableta.

Ahondando más en el razonamiento de esta campaña, a las chicas de Oh My Word! nos entusiasma la magistral utilización de tópicos superficiales. Véase, que las mujeres, colectivo, experimentamos el proceso denominado "bragas al suelo" ante la sola presencia de un perro o un bebé. Porque poco importa si tú eres alérgica a los perros o a los niños. De ser así, eres una aberración en el patrón y, por tanto, quedas descartada.

Por supuesto, el súmmum de esta teoría es que las mujeres, colectivo, experimentamos el proceso "bragas desintegradas" ante la simple visión de unos abdominales, el superpoder definitivo para conquistarnos, cual si fuésemos nosotras el peñón de Perejil.

A las chicas de Oh My Word! solo nos queda desear que los creativos de estas dos campañas cuenten con una gran belleza exterior, porque de lo que son los atributos interiores, a excepción probable del intestino grueso, andan escasos.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.