Viernes Bizarro... Si quieres vender, llévalos a la cama

Viernes Bizarro… Si quieres vender, llévalos a la cama

Estaréis con nosotras en que la cama, si es la propia mejor, es uno de los lugares más maravillosos que se pueden encontrar sobre la faz de la Tierra. En la cama se pueden hacer algunas de las actividades más satisfactorias de la vida. Nos referimos, por supuesto, a dormir, leer, ver series y comer alimentos que no dejen migas.

Pero además de un oasis particular, la cama es un escenario por el que los publicistas sienten especial predilección, principalmente porque sigue siendo el mejor vehículo para utilizar uno de los argumentos favoritos de la publicidad: el sexo.

Como en el universo creativo llevar a tu target a la cama no es tan complicado como en otros ámbitos de la vida, agencias y anunciantes se lían la manta a la cabeza y nos meten entre las sábanas para vender cualquier cosa, desde coches hasta papel higiénico.

En el Viernes Bizarro de hoy os traemos dos anuncios que ejemplifican precisamente eso; cómo nuestra querida cama es utilizada con los fines más inverosímiles -creativamente hablando-.

la metamorfosis sexual

Al despertar una mañana tras un sueño intranquilo, Gregorio Samsa se encontró sobre su cama a una mujer semidesnuda

 

Haz tu propia película: lee un libro

La librería belga Filigranas nos lleva a la cama con la noble misión de fomentar la lectura. ¿Raro? No. Leer es una actividad bastante relacionada con la cama desde la más tierna infancia y el cuento de antes de dormir. ¿Qué chirría entonces? Pues básicamente, todo lo demás. Porque las chicas de Oh My Word!, que somos gente leída y estudiada, no recordamos el pasaje de La Metamorfosis de Kafka en el que Gregorio Samsa mantenía relaciones con una muchacha fina y elegante en un motel de carretera. Que qué necesidad hay de añadirle sordidez a la imagen de un insecto enorme sobre una cama, nos preguntamos nosotras. Si querías una estampa con sexo y alcohol de por medio, haber acudido a una novela de Buckowski.

mujer atada a la cama

Practicando para los trabajos manuales del futuro

 

Nueva Game Boy pocket

Distrae muy en serio

Aquí estamos de nuevo y, en esta ocasión, añadimos la mujer atada a la cama (e ignorada) para darle sabor al asunto. Por si el anuncio no nos quedaba lo suficientemente sexista.

Total, lo de siempre. Mira nuestra maquinita, qué mona y qué adictiva. Tanto, tanto, que te distraerá de las cosas que más te gustan en la vida: una mujer en tu cama y atada. Porque la Game Boy es solo para chicos, ya lo dice su nombre. Como el Scalextric, los Meccano y los Hot Wheels. Pues hala, enhorabuena y un aplauso.

Suerte que nuestras camas son bastante más decentes que las de estos anuncios. Nuestras camas, esas que disfrutaremos tanto el fin de semana. Durmiendo, leyendo, viendo series y comiendo alimentos que no dejen migas, se entiende.

¡Feliz semana!

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.