Viernes Bizarro... Let's fly away

Viernes Bizarro… Let’s fly away

Tras unas semanas de paro obligado por sobredosis de quehaceres, este viernes estamos de vuelta con el repaso de la publicidad más bizarra del planeta.

Puesto que en cuanto sale medio rayo de sol y los curritos seguimos sepultados bajo toneladas de trabajo, lo único en lo que podemos pensar todos es en coger vacaciones, en el Viernes Bizarro de hoy os ofreceremos dos campañas publicitarias centradas en destinos turísticos. Por aquello de daros algunas ideas...

Escocia en la India

Cuando los creativos le dan al whisky

Escocia aguarda. En India

Morada de las nubes. Lagos encantadores. Exuberante vegetación. Pintorescas cascadas. Cultura vibrante

Pongamos que te piden que hagas el anuncio de promoción turística de un país. Pero no de un país cualquiera. De un país mágico, lleno de colorido, con una cultura única capaz de llamar la atención de cualquier turista por sí misma. ¿Tú qué haces? Pues lo típico, tiras todas las particularidades, toda la singularidad y todo el valor añadido del destino que tienes que promocionar y lo comparas con otro país. Porque claro, ¿quién no prefiere la copia al original?

A los encargados de este Ministerio de Turismo alguien tendría que decirles que nadie que quiera visitar Escocia se va a tomar la molestia de coger un avión para ir a parar a la India. Ni siquiera un pakistaní, que está "al lado".

Dicho todo lo anterior, a las chicas de Oh My Word! solo nos queda señalar que tenemos la convicción de que esta campaña se parió bajo los efectos de cantidades ingentes de scotch. Que a la hora de ponerse a crear suena muy artístico y bohemio, pero que en la práctica, si no te llamas Dylan Thomas, Scott Fitzgerald o Ernest Hemingway, acostumbra a arrojar resultados nefastos.

Francia prostituta

De incógnita italiana a prostituta francesa

Dios mío, Francia está muy barata estos días

El low cost, ese fenómeno amado y odiado a partes iguales, tenía que llegar tarde o temprano a la publicidad. Y en esta ocasión, llega de la mano de Lufthansa.

En un ejercicio de esnobismo sin disimulo, la compañía aérea alemana no duda en asociar el término "barato/a" a la falta de clase, entendida en este caso como una referencia a la prostitución. Pero si este ejemplo alude tan directamente a las mujeres de alterne con el término "barata", ¿por qué las chicas de Oh My Word! hablamos de falta de clase? Pues porque esta joya artística no es la única creatividad de la campaña, que extiende su particular festival del humor y estereotipos a otros países como Inglaterra y Australia.

Guardia inglesa barata

La elegancia la llevo yo

Mozart barato

El brotha Mozar, ya tú sabe'

Pero si creíais que ya no podía haber nada más que hiciese de esta campaña un ejemplo bizarro todavía mejor, estabais muy equivocados. Los creativos bizarros nunca deben ser subestimados y la guinda de la campaña de Lufthansa es un caso de inspiración extrema, también conocida como plagio. Porque el Mozart de la compañía aérea nos recuerda, ligeramente, al empleado una año antes por la Borusan Istanbul Philarmonic Orchestra. Y si no, juzgad vosotros mismos...

Mozart cool

Tú cara me suena

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.