Viernes Bizarro... ¡Pecadores, arrepentíos!

Viernes Bizarro… ¡Pecadores, arrepentíos!

Política y religión. Dos temas de alto voltaje que, de no manejarse con cuidado, tienen más peligro que el fuego valyrio. La conversación más inocente en torno a estas cuestiones puede derivar en el mismísimo apocalipsis. Romper familias, provocar brotes violentos, gritos, espasmos, fuegos de artificio.

Conocido el poder de crispación que política y religión tienen entre el personal, la opción lógica sería huir de estas temáticas en cualquier conversación cotidiana y, muy especialmente, en todo tipo de acción con fines mercantiles. Pero a los seres humanos nos va la marcha y si tú eres incapaz de dejar de buscarle las cosquillas a tu tío Faustino señalando todo lo que hace mal su partido político o parroquia, no pocos creativos publicitarios acusan el mismo vicio. Con la diferencia de que ellos cabrean a hordas de Faustinos.

El Viernes Bizarro de hoy es casi una experiencia religiosa sentir que resucito si me tocas, en la que a varios creativos temerarios se les dio por ponerse sacrílegos. Señor, perdónalos, porque no saben lo que hacen.

Helado sacrilego

"Jordan querido, celebremos que por fin hemos encontrado un vientre de alquiler"

En la salivación creemos

Concebido inmaculadamente

Antonio Federici. Helado italiano. El helado es nuestra religión.

Antonio Federici es un italiano al que, con un poco de suerte, sus helados mantendrán fresquito el día que le toque arder en el infierno. Porque en Oh My Word! reconocemos no saber mucho de la materia, pero suponemos que dar luz verde a una idea de este tipo será pecado mortal.

Imaginamos a esos creativos evocando al tío Faustino y lo divertido que es cabrearlo. Imaginamos un jiji, un jaja y la cosa que se te va de las manos. Con la mala suerte de que Antonio Federici también tiene un tío Faustino que prende más rápido que la mecha de una estufa a parafina, así que la idea le hace muchísima gracia. Un cúmulo de jijis jajas y el follón está montado. Porque Antonio Federici se gastó los cuartos en unos anuncios que terminaron censurados (con la Iglesia hemos topado). Eso sí, ¿y las risas?

Harley es nuestra religion

Shaima y su prima Lucy

A cada una su religión

Y si los católicos no se toman nada bien el choteo religioso, tampoco se puede decir que los musulmanes sean el paradigma de la comprensión con el uso gratuito de su culto. Sin embargo, en Harley-Davidson Quebec decidieron pasarse esta información por el forro del casco y seguir adelante con una idea omnipotente.

Omnipotente porque con ese concepto de comparar a Harley-Davidson con una religión (cosa que recordemos también hacía el bueno de Antonio con sus helados), estos creativos se aseguraron la ira no solo de los musulmanes, sino de cualquiera que profese una religión "oficial". Que ya se sabe que a los creyentes les gusta llamar a cada cosa por su nombre y lo de compartir léxico no les convence demasiado.

Eso sí, en contra de lo acaecido con los heladeros, en Harley-Davidson pueden presumir de que a ellos nadie les ha baneado el anuncio. Que no se diga que el gremio de los moteros no impone.

Presentados los anuncios, llega el momento de elegir. Con el poder que Oh My Word! nos otorga, nosotras os declaramos jueces de esta contienda. Podéis besar a vuestros creativos favoritos.

5 Comentarios

  1. Tino
    05.06.2015 at 2:04 pm
    Reply

    A Deus rogando e co mazo dando. Moi boa temática para o venres bizarro, aínda que eu esperaría ao venres santo que de seguro ía facer máis coña. Co bo humor, simpatía e tolerancia que amosan sempre os seguidores recalcitrantes da fe (a que sexa). Pola miña banda, non teño dúbida, e aproveitando que Cris e Pablo andan desaparecidos, aposto forte polos xeados satánicos. Federici mi piace molto!!

  2. Cris
    05.06.2015 at 9:52 pm
    Reply

    Estou estou! Moí lights os moteros. Meu voto pra os xeados!!!! AÍnda q fun a un colexio de monxas e iso sempre marca…. Recoñezo que os curas buenorros son un acerto. Amén.

  3. paula
    05.06.2015 at 10:10 pm
    Reply

    A Dios pongo por testigo (con el dedo acusador y mirando fijamente al firmamento)que no volveré a pasar hambre…de helados.Mi punto para Antonio por cierto ,alguien me indica donde probarlos?

  4. Mónica
    05.06.2015 at 10:34 pm
    Reply

    Pois eu sen dúbida voto pola Harley.Invítame a pensar en sharis ó vento,en liberdade das mulleres «quevequianas «ou » queviquesas»que como non as deixan conducir coches,suben as súas Harley pra porse o mundo por monteira.
    O dos curas xa está moi trillado na cruda realidades(léase o caso dos Romanones en Granada entre otros).
    Cómo disfruto destes Venrres bizarros!!! e dos vosos comentarios mais picantes que os chourizos de Melón!

  5. Pablo
    06.06.2015 at 6:03 pm
    Reply

    Miña nai querida o primeiro anuncio. Qué cantidade de sacrilexios todos xuntos. Toman o dogma da Inmaculada Concepción polo pito do sereno, xunto co sacrosanto voto de castidade e suxiren unha relación carnal «contranatura» entre dous sacerdotes. E xa o de «En la SALIVACIÓN creemos» é a repanocha. Hai que ter dúas bólas (de xeado) ben postas pa facer este anuncio. E máis nas narices da sede central da multinacional da fe católica. Non podo decir máis que… ¡voto va! (pero no de castidad)

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.