Viernes Bizarro... Ropa interior. O no

Viernes Bizarro… Ropa interior. O no

Tras dos semanas consecutivas dedicadas al rechazo, hoy las chicas de Oh My Word! vamos directas al grano para hablar de ropa interior. Así de descaradas venimos.

Si tenemos en cuenta que un elevado porcentaje de los anuncios de perfume podrían reciclarse fácilmente como anuncios de ropa interior, no sería descabellado llegar a la conclusión de que anunciar cualquier cosa relacionada con estas prendas es tarea sencilla. Pero para sacarnos de nuestro error, tenemos los dos anuncios del Viernes Bizarro de hoy. Porque si la cosa fuese tan fácil, estas dos creatividades jamás se habrían gestado.

Te digo que la herramienta está ahí

Te digo que la herramienta está ahí

cabeza dentro de pantalones de maniqui

Cuando tienes un culo para partir nueces

ropa interior

Si el hombre tuviese la flexibilidad del perro, este sería su estado natural

 

Calidad que se aprecia mejor de cerca

Ropa interior Miroslav

La marca de ropa interior de Đukić (¡un saludo a los deportivistas que hayan pillado la referencia!) tiene una calidad tan buena que merece la pena ir metiendo la cabeza en la ropa interior propia y ajena para constatarlo. ¿Acoso, falta de decoro, actitud inapropiada? Pamplinas. Todos los que usan ropa interior Miroslav comprenden perfectamente a cualquiera que sienta el impulso irrefrenable de meter la cabeza en sus entretelas para admirar la calidad de estos calzoncillos.

Lo que las chicas de Oh My Word! comprendemos algo menos es el estado de semi-inconsciencia que presentan estos exploradores de ropa íntima, pero daremos en llamarlo "shock textil" y correremos un tupido velo.

limpiate bien y vete en plan comando

Nada por aquí...

vete en plan comando

... Nada por allá

Vete en plan Cottonelle. Vete en plan comando.

Solo Cottonelle tiene la textura ondulada que te mantiene limpio, dándote toda la confianza que necesitas para ir en plan comando.

La marca de papel higiénico Cottonelle apuesta por la libertad, por eso invita a sus clientes a ir por el mundo con las partes pudendas al fresco, incluso con pantalones blancos.

En Cottonelle viven la vida tan al límite que consideran que el mayor peligro que corrías hasta ahora con esta osada iniciativa era sufrir el escarnio público de mostrar manchas sospechosas en lugares comprometidos de tus pantalones. El riesgo de sufrir lesiones en zonas delicadas por culpa de las costuras del pantalón, ni se lo plantean. Qué duros.

Personalmente, las chicas de Oh My Word! podemos aseguraros que nos importa poco que vengáis con ropa interior o sin ella, siempre y cuando regreséis la próxima semana. ¡Hasta entonces!

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.